Semillas Autoflorecientes

Las semillas de marihuana autoflorecientes son aquellas que florecen con independencia de las horas de luz que reciben. El cambio en su ciclo de vida de crecimiento a...
Más

Semillas Autoflorecientes


Comprar kit de iluminación
por página
Mostrando 1 - 12 de 87 elementos
Mostrando 1 - 12 de 87 elementos

Las semillas de marihuana autoflorecientes son aquellas que florecen con independencia de las horas de luz que reciben. El cambio en su ciclo de vida de crecimiento a floración no se rige por el fotoperiodo, esta peculiaridad nos permite cultivarlas en exterior en cualquier época del año.

Comprar semillas autoflorecientes

En nuestro catálogo podrás encontrar una amplia variedad de semillas autoflorecientes de lo mejores bancos, Absolute Cannabis Seeds, 00 Seeds, Dinafem, Medical Seeds, Advanced Seeds, Sweet Seeds, etc.

Si estas buscando alguna semillas auto en particular y no la encuentras en nuestra tienda online, no te preocupes, podemos conseguir cualquier semilla de marihuana del mercado, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y explicarnos brevemente tu caso.

Historia de las Semillas Autoflorecientes

Las semillas autoflorecientes provienen de un cruce entre una Cannabis Ruderalis y una Cannabis Sativa o Indica. Las Ruderalis son plantas de marihuana originarias de zonas de Rusia, donde han evolucionado naturalmente para adaptarse al complicado clima de la región y han desarrollado la capacidad de autoflorecer con independencia de las horas de luz u oscuridad que reciban.

Las semillas autoflorecientes, también conocidas como "autos" o "semillas automáticas" han ido evolucionando desde su primerísima aparición en la década de los ochenta, por aquel entonces breeders de la talla de Neville comenzaban a experimentar con cruces entre la ruderalis y variedades de origen mejicano, logrando variedades que finalizaban antes la floración pero que respetaban igualmente el fotoperiodo, lo que serían las primeras "fast version", estos cruces no llegaron a ser muy estables y su contenido de THC era bastante menor.

También en los 80´s, un cannabicultor anónimo canadiense que cultivaba anualmente en exterior sus propias semillas seleccionadas durante años, detecto un comportamiento curioso en algunos de sus especímenes, mientras que el patrón mayoritario era de cosecha en Octubre, todos los años algunas plantas lograban terminar completamente toda la floración y estar listas para cosecha a finales de Julio principios de Agosto.

Después de años de selección de estos especímenes este cannabicultor consiguió aislar la cepa que contenía la cualidad de autofloración e igualmente conservaba el efecto, olor y sabor de su variedad seleccionada, de esta manera nació la Mighty Mite, primera variedad autofloreciente exterior que se popularizo rápidamente en Canadá por conseguir adelantarse a las frías temperaturas del otoño de esta región.

Pero no sería hasta hace unos cuantos años que las semillas autos han vuelto a salir a escena volviéndose rápidamente populares.  Podríamos diferenciar varias generaciones de autoflorecientes, como si la evolución de la tecnología de los móviles se tratara.

En la primera generación los primeros híbridos autoflorecientes creados por bancos europeos, por ejemplo la Ruderalis Indica o la Ruderalis Skunk (Sensi Seeds) o la Lowryder (Joint Doctor), eran variedades poco estables o con tamaños y producciones muy reducidas, los niveles de THC eran un poco bajos. La Lowryder es considerada por muchos la primera variedad autofloreciente estable a nivel Europeo.

En la segunda generación de semillas autoflorecientes, los esfuerzos de muchos de los mejores bancos de semillas de marihuana del mundo comenzaron a dar sus frutos, estas variedades ya lograban producciones considerables y calidades y cualidades organolépticas similares a las semillas de marihuana convencionales.

En la tercera generación, en la cual nos encontramos ahora, la evolución de la autoflorecinetes se ha potenciado aun más, logrando prácticamente emular las variedades más populares en su versión autofloreciente e incluso desarrollando variedades auto de ratio 1:1, con alto contenido en CBD y bajo THC, muy valoradas por sus muchos usos medicinales.

Cultivo Autoflorecientes

El cultivo de autoflorecientes difiere, en algunos detalles, al del resto de variedades de Cannabis, estas peculiaridades en el cultivo se deben a que las plantas autoflorecientes comienzan a florecer pasados unos determinados días desde la germinación, sin que puedas hacer nada con el fotoperiodo para mantenerlas en crecimiento constante.

Germinación, macetas y trasplantes

Uno de los aspectos en los que se debe hacer hincapié, es el hecho de intentar disminuir todo tipo de estreses que generen cualquier tipo de ralentización en el desarrollo de la planta en este breve periodo de crecimiento. Para ello se recomienda germinar las semillas en un jiffy (turba prensada) y trasplantarlas directamente en su localización definitiva, ya sea maceta, sistema hidropónico o directamente en la tierra, de esta manera reduciremos el riesgo de estrés y los parones en el crecimiento causados por los trasplantes.

Se recomienda usar un contenedor o maceta de entre 7 litros y 20 litros, según variedad y tamaño deseado de la planta, en exterior y con las variedades autos más grandes y productivas se recomienda emplear un tiesto todavía más grande, hasta 50 litros, para obtener cosechas aun más grandes.

Fotoperiodo y cosecha

Las genéticas autoflorecientes florecen mejor (más cantidad y calidad) cuando reciben entre 18 y 20 horas de luz diarias, a diferencia de las variedades indicas o sativas que prefieren fotoperiodos de 12/12. En exterior prevalece la misma regla cuanto más horas de luz mejor, se pueden cultivar desde Abril hasta Octubre y al tardar entre 60 y 90 días en completar su ciclo de vida completo te permiten realizar más de una cosecha al año en exterior.

Abonos para autoflorecientes

Aunque podemos abonar plantas autoflorecientes con los abonos tradicionales para el cultivo de marihuana, desde Dios Planta os recomendamos emplear abonos específicamente diseñados para el cultivo de autoflorecientes, cuestiones como una fase crecimiento tan rápida y reducida o fotoperiodos tan intensos de luz como un 20/4 (día/noche), necesitan una combinación y proporción de nutrientes diferentes al de las plantas Indicas o Sativas.

Mejores Autoflorecientes

No se puede definir realmente cuales son las mejores autoflorecientes del mercado puesto que depende en buena medida de la opinión de quien la cultiva y luego consume, pero si podemos enumerar brevemente las mejor valoradas por nuestros clientes por una u otra razón.