comprar por categoría

Inicios

Artemisa Annua - Refuerzo del sistema inmunológico

En: Noticias Cannábicas Comentario: 0 Hit: 705

La Artemisa Annua es una planta considerada medicinal y con frecuencia se le atribuye un poderoso efecto para aliviar ciertos malestares.

Se trata de una variedad que pertenece a la familia de la Asteraceae y se cree que su origen es asiático, también es llamada ajenjo dulce o ajenjo chino, artemega, ceñidor, yuyo o crisantemo

Aunque la planta hoy en día se puede hallar en distintas regiones de Europa y América, su uso tiene éxito en tratamientos aplicados por la medicina tradicional china. Una de las características que hacen popular a la Artemisa Annua es que su composición favorece el sistema inmunológico y aporta antioxidantes a tu cuerpo.

Existen más de 300 especies de esta planta y según su variedad su composición resulta más potente para algunas dolencias, naturalmente por tratarse de una fuente natural sus propiedades varían según cada caso y la complejidad de la patología.

La Artemisa Annua es una hierba apreciada en la cultura cannabica porque puede fumarse o consumir vaporizada. Su uso es similar al que se da al CBD o cannabidiol, un compuesto que se encuentra en las plantas de cannabis, y es usada por los profesionales de la medicina alternativa como coadyuvante en el tratamiento de ciertas patologías.

Artemisa es una plata rica en flavonoides, estos protegen tu sistema del envejecimiento celular y sumado a su aporte de alcanfor, linalol, betacarotenos, complejo B, hierro, calcio y potasio, la Artemisa Annua aplica para mejorar muchos padecimientos.

semillas a granel

Esta planta debe ser administrada en dosis moderadas por su concentración de tujona, esta sustancia puede llegar a ser tóxica si se consume en exceso. Normalmente, los efectos secundarios por su consumo pueden estar asociados a algún tipo de alergia y es posible que se manifieste hinchazón, dermatitis o erupciones cutáneas.

Si tu cuerpo reacciona a la ingesta de ciertos alimentos como: brócoli, zanahoria, apio, melocotón o castañas, el consumo de Artemisa Annua puede provocar reacción alérgica, según el nivel de resistencia los efectos son más o menos intensos.

Propiedades de la Artemisa Annua

La planta guarda una historia muy pródiga en el tratamiento de la malaria, sus propiedades antisépticas es lo que ayuda a combatir ciertas infecciones y acaba con la fiebre. En la actualidad la planta se ha popularizado por su efecto analgésico y desparasitante, sobre todo si se trata de trastornos intestinales.

La Artemisa Annua puede resultar muy útil cuando necesitas salir de un resfriado o aliviar problemas digestivos, en muchos casos se utiliza para que los pacientes con ciertos tipos de cáncer puedan mejorar su reacción a tratamientos más invasivos como la quimioterapia. Vale la pena conocer más a fondo los aportes que puede ofrecer la Artemisa Annua según la enfermedad, aquí algunos de los tratamientos en los que ha demostrado ser eficaz:

Mejora el proceso digestivo

La hierba tiene el poder de estimular la producción de bilis y regular la digestión de grasas y absorción de nutrientes, esto evita que se den dolores por acumulación de gases o cólicos. La Artemisa Annua también puede regular el tránsito intestinal y evita problemas de estreñimiento y diarrea. 

Estimula la menstruación

Uno de los primeros usos de la Artemisa Annua fue para aliviar los dolores menstruales, la hierba genera contracciones en el útero de la mujer para que el flujo menstrual circule por la región pélvica. Al ingerir la planta el aparato reproductivo de la mujer puede regular el ciclo menstrual y hacer el proceso menos doloroso y prolongado.

Se le considera una hierba abortiva así que está contraindicado para mujeres embarazadas, en infusiones pueden generar un parto prematuro o pérdida del feto; se recomienda para aliviar síntomas de la menopausia.

Combate la ansiedad

La Artemisa Annua ha demostrado ser un eficiente ansiolítico, logra disminuir la tensión y actúa sobre el sistema nervioso y metabólico.  La hierba mejora el estrés y la depresión, tiene influencia en los neurotransmisores que controlan nuestro estado de ánimo.

Fortalece la estructura ósea

Gracias a su contenido en hierro y calcio la Artemisa Annua es capaz de prevenir la osteoporosis, mejora la densidad de los huesos gracias a los minerales que aporta. La planta se ha utilizado con éxito para tratar la artritis y los dolores articulares con una reducción de hasta 50 % del dolor. 

Ayuda en la pérdida de peso

Esta hierba favorece la diuresis y evita la retención de líquidos, por ello se le considera un aliado en los tratamientos para perder peso y mejorar la función de órganos como la vejiga y los riñones, además evita que se produzcan infecciones de orina.

Su contenido de complejo B favorece el metabolismo y estimula la eliminación de apósitos de grasa en el organismo. 

Fortalecimiento del sistema inmune

La Artemisa Annua eleva los niveles de glóbulos blancos con lo que tu organismo tiene mayor oportunidad de combatir infecciones o algún virus. Su poder antioxidante disminuye la muerte celular y mejora las defensas del cuerpo.

Tratamiento de cáncer

La planta Artemisa Annua tiene ciertos componentes que han resultado eficaces para combatir las células cancerígenas, según algunas investigaciones la planta funciona como un tratamiento similar a la quimioterapia y ha logrado disminuir la voracidad de la enfermedad especialmente en pacientes con cáncer de mama y próstata.   

Ayuda durante el trabajo de parto

Una práctica en la que esta hierba ha demostrado mucha efectividad es en la estimulación de movimientos fetales y en partos donde el bebé no tiene la posición correcta para nacer. Normalmente, se emplea una técnica de acupuntura térmica donde se quema una porción de Artemisa Annua para luego ponerla en contacto con la piel, esto estimula la circulación sanguínea y se logra el movimiento.

Dosis recomendada de Artemisa Annua

La Artemisa Annua puedes ingerirla en un té que se prepara infusionando unos 30 gramos o 2 cucharaditas de hojas secas en un litro de agua caliente, puedes utilizar hojas secas o frescas la verdad no existe diferencia.

Aunque la Artemisa se utiliza para hacer licor de absenta no es un alucinógeno poderoso, sin embargo, por sus cualidades analgésicas ayuda a relajar los músculos y alivia el dolor. Fumarla ofrece un efecto muy relajante, puede ayudarte con dolores de cabeza o tensión y te permite conciliar el sueño con más facilidad.

No hay una dosis exacta, pero se recomienda consumir esta hierba solo cuando sea necesario y no hacerlo por tiempo prolongado, si preparas la infusión al sentir malestar o para aliviar algún dolor podrás disfrutar de su efecto.

La tujona que contiene la planta se considera tóxica si se consume en exceso así que las tomas deben ser controladas, hay algunos pacientes que la utilizan bajo vigilancia médica y la incorporan a su tratamiento de medicina convencional, algunos especialistas recomiendan no exceder 6 gramos por día.

Modo de empleo

Las infusiones puedes prepararlas sin que las hojas hiervan porque pierden sus propiedades, basta con sumergirlas en agua caliente y colar todo el líquido. Por tratarse de una hierba curativa es posible usar sus hojas y capullos, estos pueden servir para acompañar a los alimentos crudos como carnes y pescados. 

Fumarla es también una acción bastante común incluso hay fumadores que la mezclan con cannabis y la utilizan para liberar la tensión, durante su combustión emite un humo bastante aromático. Por si sola la Artemisa Annua no tiene efectos alucinógenos ni psicoactivos.

Además del té es posible conseguir en el mercado tintura o gotas concentradas que se pueden diluir en agua y tomar, con una dosis recomendada de unas 20 gotas diarias. El uso más común de la planta es para regular los ciclos menstruales y para ello basta con dos tazas de infusión al día.

Calentar la Artemisa Annua y luego colocarla en contacto con la piel es otra forma de emplearla, en este caso los músculos se relajan con más rapidez y se estimula la circulación sanguínea, lo que favorece a quienes tengan problemas reumáticos.

Contraindicaciones

Ya hemos señalado que la Artemisa Annua puede ser nociva si se consume en exceso, pero es difícil determinar cuándo estás consumiendo altos niveles de la planta. Existen algunos efectos colaterales que pueden ser una señal de alerta importante y en algunos casos puede estar contraindicada.

Las mujeres embarazadas o en período de lactancia no pueden consumir esta hierba, tomarla puede poner en riesgo la gestación o provocar un sangrado temprano. Para los pacientes que sufren de gastritis y epilepsia la Artemisa Annua no está recomendada, igual para quienes padecen alergias.

Los problemas con el tratamiento pueden darse cuando se consume más de la dosis recomendada y el cuerpo puede mostrar ciertos síntomas de rechazo entre los que destacan:

Diarrea

Vómitos

Convulsiones

Dolor abdominal

Abortos

Dilatación de vasos sanguíneos

Aunque existen evidencias de la efectividad de la planta es muy importante que observes la reacción de tu cuerpo al consumo y comiences con dosis mínimas hasta conseguir el alivio que buscas, por tratarse de una planta medicinal la Artemisa Annua no suele interrumpir los efectos de un tratamiento médico.

Siempre es recomendable que antes de iniciar el consumo de Artemisa consultes con un médico o profesional de la salud, ten presente que cualquier sustancia que consumas durante un tiempo prolongado puede dejar de funcionar si tu cuerpo llega a desarrollar resistencia.

Comentarios

Deja tu comentario