comprar por categoría

Categorías

En: Manuales de Cultivo Comentario: 0 Hit: 202

Cómo bajar la temperatura en cultivos de interior en verano

Si te estás tirando de los pelos por este calor insoportable con tu cultivo de interior, te damos algunos consejos para que tengas un verano un poco más fresco.

Las altas temperaturas son un problema habitual para cualquier cultivo, especialmente en verano.

Cada año, las temperaturas son más altas, ya lo estamos viendo con la ola de calor reciente en España. Y el cambio climático no parece que vaya a ceder en este aspecto.

Sabemos que se hace muy difícil ya de por sí sobrevivir a este calor, mucho más si hablamos de cultivar con estas temperaturas.

Por eso hoy vamos a ver cómo bajar la temperatura en tu cultivo de interior o armario de cultivo.

¿Qué le pasa al cultivo de marihuana si la temperatura es demasiado alta?

Si hay exceso de calor, la consecuencia más habitual y lógica es que la planta se acabe secando y muriendo.

Si por lo que sea no has ajustado la temperatura correctamente al principio, puedes detectar tú mismo cuando tus plantas están sufriendo unas temperaturas demasiado altas: fíjate en las hojas más cercanas al foco, ya que comenzarán a decolorarse y a ponerse amarillas/marrones.

Las hojas se quemarán poco a poco y las hojas se rizarán hacia arriba, ya que no cuentan con la hidratación suficiente.

Este deterioro se extiende si no llegamos a actuar pronto, llegando incluso a las raíces: éstas se cocerán, y finalmente, la planta morirá.

¿Cómo medir y controlar la temperatura del cultivo de marihuana?

Tener un control y conocimiento total sobre los ambientes de cultivo implica instalar soluciones mecánicas que te ayuden a regular de manera fácil y sencilla las condiciones de tu cultivo:

  • Termohigrómetro: O en su defecto, por separado, un termómetro y un higrómetro. Con esto podrás medir la temperatura y la humedad de tu cultivo, aunque en los kits de cultivo más sofisticados y actuales, vienen incluidos interruptores y mecanismos automáticos para regular estas condiciones ambientales de manera 100% automática.
  • Pantallas de lámparas: Seguro que tienes algunas por casa, y te pueden ayudar a controlar el calor que desprenden las bombillas.
  • Balastros regulables: Éstos ofrecen control sobre el calor emitido por las luces de tu cultivo. Puedes reducir el voltaje durante las horas más calurosas del día, pero sin interrumpir el ciclo de crecimiento. Esto hará que también se reduzca el calor de las luces en la misma proporción, y las plantas seguirán creciendo sin alterar su rutmo normal.
  • Ventiladoresextractores e intractores: Todos estos elementos te ayudarán a controlar tanto la temperatura como la humedad del entorno de tu cultivo. Recuerda que usar ventiladores más grandes, pero a baja potencia, es más efectivo que usar pequeños a mucha potencia. Acuérdate también de revisar periódicamente que los tubos no estén doblados ni obstruidos.
  • Humidificadores y deshumidificadores: Estos aparatos te aseguran una humedad óptima para tu cultivo. Es muy importante que ajuste el nivel de humedad correcto dependiendo de la fase de cultivo en la que te encuentres. Echa un vistazo cada poco tiempo a los depósitos.

¿Cómo bajar la temperatura en cultivo de interior? Consejos y cosas a tener en cuenta

Aquí te dejo algunos consejos útiles para que apliques a tu cultivo de interior. Algunos te servirán y otros no, esto dependerá de las condiciones de tu cultivo, tu experiencia y la combinación de ambas:

  • Encender el foco en las horas con menos temperatura: Puedes encender el foco en las horas de menos calor. Por ejemplo, durante la fase de crecimiento, podemos tenerlo encendido desde las 18h hasta las 11-12h del mediodía. En floración, podemos acortar el tiempo aún más, y tenerlo activo desde las 21h hasta las 9h.
  • Sacar los balastros del armario: Los balastros emiten mucho calor, y sacarlos en las épocas estivales es una buena opción. No importa si son electrónicos o magnéticos.
  • Quitar extractores e intractores: Éstos giran a toda velocidad gracias al motor que llevan incorporado, de modo que emiten bastante calor. Aléjalos del cultivo.
  • Mete aire fresco desde el exterior: Cuando hace mucho calor lo mejor es tener un intractor que meta aire fresco desde el exterior y CO2. Si el calor es muy elevado fuera, se puede meter aire de alguna estancia cercana siempre que esta se encuentre ventilada y el calor sea menor que en la calle.
  • Ventila la habitación: Se pueden crear corrientes de aire fácilmente que refresquen el ambiente de la habitación donde se encuentre el cultivo dejando puertas y ventanas abiertas (siempre intentando evitar la contaminación lumínica). También puedes colocar ventiladores que ayuden a refrigerar el ambiente. Esto, además, ayuda a mejorar la fotosíntesis y la resistencia del tallo y el tronco de la planta, ya que se reparte mejor el aire entrante con CO2 renovado. Si contamos con espacio suficiente podemos poner un ventilador que apunte a la punta de las plantas y otro al foco (o puedes usar un ventilador oscilante).
  • Extractores más potentes o más tiempo de extracción: Puedes aumentar el tiempo de conexión de los extractores, así como tenerlos conectados continuamente (ojo con la factura de la luz). Otra opción es cambiar los extractores y usar unos con mayor capacidad de evacuación del calor.
  • Usa reflectores refrigerados: Una de las opciones más aconsejables de esta lista, ya que puede bajar varios grados la temperatura. Se trata de un tubo con un cilindro de cristal iluminado por el cual circula el aire de la extracción enfriándola.
  • Humidificador de vapor frío: Sobre todo durante la fase de crecimiento, un humidificador puede ser especialmente útil cuando se necesita humedad a la vez que temperaturas más bajas. Eso sí, no es recomendable durante la fase de floración ya que el aumento de la humedad favorece la aparición de hongos y plagas.
  • Iluminación LEC: Si aún no usas este tipo de iluminación y sigues usando la iluminación tradicional de sodio, pásate al LEC. Con esto los armarios de cultivo emiten la mitad de calor y obtendrás un rendimiento en tu cosecha aún mayor.
  • Hielo: Aunque no te lo creas, hay cultivadores que usan botellas de agua congeladas en el interior del cultivo. Se sitúan delante de la boca del intractor para que el aire se enfríe. Eso sí, ojo con las fugas de agua, tenemos que evitar que la zona pueda quedar encharcada y que suba la humedad del cultivo sin querer. Puede que sea un método casero y muy de andar por casa, pero funciona.
  • Iluminación LED: La iluminación LED también puede reducir considerablemente la temperatura, más aún que la iluminación LEC. Sin embargo, existen dos problemas, primero que es más caro que la LEC, y segundo, que tendrás que preocuparte por la falta de calor cuando venga el invierno si te encuentras en una zona fría.

Aire acondicionado para bajar la temperatura del cultivo de interior

Muchas veces no te quedará más opción que usar el aire acondicionado para disminuir la temperatura de tu cultivo. Es la opción más efectiva y en algunos casos, la única opción cuando se quiere cultivar en verano.

Puedes usar el aire acondicionado habitual, que refrigera toda la habitación, o aire acondicionado portátil específico para armarios de cultivo, que llevan un tubo que se introduce directamente en el armario.

¿Merece la pena cultivar en verano?

Esta es una de las preguntas que se hacen muchos cultivadores principiantes, ya que un cultivo en verano es más caro que en primavera, otoño o invierno.

Sin embargo, para los cultivadores expertos, la decisión es obvia: vale la pena.

¿Por qué? Muy simple.

Si tenemos en cuenta la relación coste-beneficio, la cantidad de marihuana producida supera los costes hasta 10 veces.

Asegúrate que el espacio que tienes para cultivar cumple con unas medidas suficientes para gestionar el calor pasivo. Cultivar en verano puede llegar a ser un reto, sobre todo si te encuentras en una zona próxima al ecuador.

Es posible que al principio lo notes en tu bolsillo, pero te aseguro que, con el tiempo, la costumbre y la experiencia, conseguirás amortizar con creces esa inversión de tiempo y dinero.

Deja tu comentario