comprar por categoría

Inicios

¿Como secar y curar marihuana?

En: Manuales de Cultivo Comentario: 0 Hit: 5157

Después de cosechar las plantas de Cannabis y de manicurar sus cogollos para separar las hojas de las flores, comienza el proceso de secar y curar la marihuana.

Después de cosechar las plantas de Cannabis y de manicurar sus cogollos para separar las hojas de las flores, comienza el proceso de secar y curar la marihuana.

Tanto el secado como el curado son de una gran importancia ya que determinan la calidad del producto final que se va a obtener.

Como secar marihuana

Para secar marihuana se precisa de un lugar que sea seco, fresco, ventilado y que pueda permanecer a oscuras o en penumbra, ya que las altas temperaturas y la luz degradan el THC. La humedad relativa debe mantenerse preferiblemente entre el 50 y el 60% y la temperatura de 15 a 20ºC.

También es muy importante para evitar la aparición de hongos durante el secado, que no haya exceso de humedad ni que el aire esté estancado en la zona de secado.

Cuando se secan los cogollos en un local, habitación o armario es muy importante instalar un extractor, para bajar la humedad relativa y renovar el aire del secadero.

secado de marihuanasecadero de marihuana

Para ello se pueden colgar de la rama en una cuerda o separarlos de las ramas y ponerlos en un secadero colgante. La fase de secado suele durar entre dos y cuatro semanas. Un buen indicador para saber si las plantas ya están secas es intentar partir una rama. Si rompe está seca, si dobla sin romper es que todavía necesita más tiempo de secado.

No es conveniente intentar acelerar el proceso con deshumidificadores, cristales de sílice, etc. Lo que se pretende al secar las plantas, además de que los cogollos pierdan la humedad, es que eliminen la clorofila.

Aunque este es un proceso que se realiza fundamentalmente durante el curado de la marihuana, si los cogollos se secan muy rápidamente la clorofila se queda atrapada en su interior. La hierba que contiene mucha clorofila, rasca y hace toser.

De hecho, para evitar que esto ocurra, en sitios secos donde hace mucho calor la manicura de los cogollos se realiza cuando la planta está seca. Así el el secado es más lento y las hojas protegen la resina de los cogollos durante el mismo.

Como curar marihuana

Después del secado es conveniente someter a los cogollos a un proceso de curado para mejorar su potencia y sus cualidades organolépicas, como el sabor y el olor.

Para ello se introducen durante unos meses en cajas de curado, las más utilizadas son las de cedro. Las cajas se llenan al máximo posible, siempre sin apretar ni apelmazar los cogollos.

Es conveniente ir abriendo las cajas durante unos minutos de vez en cuando mientras se realiza el curado, para renovar el aire de su interior y favorecer que la humedad que haya podido quedar en ellos se evapore. Así evitamos que los cogollos puedan llegar a pudrirse por ese exceso de humedad.

cajas de madera para curado de marihuana

Renovar esa pequeña cantidad de aire que hay en la caja también ayuda a que la clorofila se vaya oxidando y el sabor de la hierba, como el de un buen vino, mejore.

El tiempo de duración de la fase de curado depende mucho del gusto de cada cultivador, ya que cada uno tiene unas preferencias personales sobre como debe ser la potencia y el sabor del producto final.

Una vez que los cogollos hayan llegado al punto de curado deseado para los cogollos, es importante sacarlos de la caja de madera y pasarlos a botes de cristal, para conservarlos.

Estos frascos los almacenaremos en un lugar oscuro y fresco. Así se corta el proceso de curado y los cogollos se mantienen tal y como quedaron al salir de las cajas, sin sufrir ningún tipo de deterioro durante mucho tiempo.

marihuana curado en botes de cristal

También te puede interesar...

Comentarios

Deja tu comentario