comprar por categoría

Inicios

banner

Estos son los efectos a largo plazo al fumar marihuana

En: Variedades de Cannabis Comentario: 0 Hit: 345

La aceptación de la marihuana está aumentando en la población española en los últimos años. Elementos como la marihuana medicinal han favorecido a que el estado haya comenzado a regular esta industria, como ha sido el caso del CBD o las asociaciones cannabicas.

A pesar de que la marihuana no está igual de aceptada que el alcohol, poco a poco va logrando una mayor aceptación en la sociedad. Esto se puede ver en los numerosos cambios legales que se están dando en todo el mundo, en el crecimiento de los growshop online o en el incremento del mercado CBD. ¿Quién se habría imaginado hace años que a día de hoy veríamos a un luchador de mma fumando un porro antes de un combate? 

La marihuana es una de las drogas que se prueban a una edad más temprana después del alcohol, el tabaco y los hipnosedantes. A pesar de ello, la marihuana está más extendida entre los hombres, ya consumen el doble que las mujeres, entre las que están más extendidos los hipnosedantes y los analgésicos opioides.

El consumo de marihuana con fines medicinales y con fines recreativos está aumentando. A pesar de esto no debemos de olvidar que la marihuana también tiene efectos adversos, por lo que si eres consumidor habitual es importante que conozcas los potenciales efectos secundarios de la marihuana.

Efectos de la marihuana a largo plazo

Puede favorecer los problemas cognitivos

Como ya habrás escuchado alguna vez, el consumo crónico de marihuana afecta a ciertas regiones del cerebro que influyen en el aprendizaje, la memoria, las emociones, la coordinación o el apetito.

Existen estudios que sugieren que las personas que fuman marihuana de forma habitual en la adolescencia presentan problemas de memoria en edad adulta. Estas personas tenían una forma del hipocampo anormal y su capacidad de recordar vivencias pasadas a largo plazo estaba deteriorada.

Tu cerebro también cambia

Según un estudio realizado en Nueva Zelanda sobre el consumo de marihuana, a las personas que consumen marihuana de forma frecuente después de la adolescencia sufren una pérdida de un promedio de 6 u 8 puntos de Coeficiente Intelectual.

Diferentes estudios como el anterior sugieren que el consumo de marihuana en personas jóvenes podría producir cambios permanentes en su desarrollo de cognitivo y conductual

Los problemas respiratorios, al igual que con el tabaco

A pesar de que la marihuana no produce los mismos problemas que el tabaco, la hierba sí que tiene efectos parecidos en los pulmones. El consumo frecuente de marihuana aumenta el riesgo de infecciones pulmonares, resfriados o una mayor posibilidad de sufrir síntomas de bronquitis.

Los problemas también se dan al vaporizar marihuana

A pesar de la extendida creencia de que vaporizar marihuana era mucho mejor que fumar, a día de hoy sabemos que esta práctica también puede causar lesiones pulmonares, como ocurrió hace un año en EEUU por el caso de los cigarrillos electrónicos.

A pesar de que la sustancia más asociada a las lesiones pulmonares es el acetato de vitamina E presente en los cigarrillos electrónicos, también los productos que contienen THC podrían suponer un problema para los pulmones.

Problemas en los huesos

A pesar de que los estudios sobre los problemas óseos son contradictorios, voy a dejar por aquí alguna de la información que se tiene sobre este problema.

Según un estudio publicado en el “American Journal of Medicina”, se dice que las personas que fumar marihuana de forma habitual tienen más riesgo de sufrir reducción de la densidad ósea. A pesar de esto, otro estudio del mismo año publicado en “Archieves of Osteoporosis” aseguró que no encontraba relación entre la pérdida de densidad ósea y el cannabis.

Problemas cardiovasculares

Si has fumado porros o los fumas en la actualidad sabrás que al fumar marihuana los latidos se aceleran, pudiendo sufrir un cambio en la presión arterial, lo que puede ser peligroso para personas que tienen enfermedades cardíacas.

Los estudios actuales sugieren una relación entre el consumo de marihuana y las arritmias o la probabilidad de sufrir un derrame cerebral. Algunos estudios dicen que el riesgo de sufrir un ataque cardiaco se multiplica casi por 5 en la primera hora después de fumar

Si consumes algún medicamento relacionado con los problemas cardíacos es importante que te asegures de que no interfiere con la hierba. Esto es importante ya que cada vez más personas mayores están consumiendo marihuana medicinal, ya que tienen mayor probabilidad de sufrir problemas cardiovasculares asociados a la edad, lo que podría volverles más vulnerables.

Las personas que fumar marihuana podrían tener más problemas sociales

El consumo de marihuana en los adolescentes podría desencadenar un problema de abandono escolar. También hay estudios que afirman que las personas que consumen marihuana pueden sufrir un mayor riesgo de lesiones o accidentes en su trabajo.

A pesar de ello, no se sabe hasta qué punto la marihuana es la causante del abandono escolar o qué aspectos negativos de la vida pueden predisponer a este tipo de situaciones.

Los problemas psiquiátricos

Este es otro de los aspectos que presentan mayor incertidumbre en relación con el consumo de marihuana. 

Como ya sabrás, hay diferentes trastornos psiquiátricos como la esquizofrenia, la ansiedad o la depresión, que podrían ser desarrollados más fácilmente por el consumo de cannabis. Realmente es muy difícil conocer en qué medida estos problemas son causados por la marihuana.

Hay estudios recientes que sugieren que el riesgo de desarrollar psicosis es de casi cinco veces en personas que fuman marihuana potente con asiduidad. A pesar de ello, hay estudios que sugieren que la marihuana lo que hace es favorecer la aparición de estos problemas en personas que ya estaban predispuestas a ello, aunque también hay diversos factores determinantes como la cantidad o la edad en la que se empieza a consumir.

La marihuana y los problemas en el embarazo y la lactancia

Si eres mujer esto te interesará, ya que el cómo afecta la marihuana a las mujeres embarazadas y en lactancia es uno de los mayores riesgos en el consumo de marihuana a largo plazo.

Según diversos estudios, el consumo de marihuana en el embarazo podría favorecer el desarrollo de hiperactividad en los niños. Además, el riesgo de muerte fetal se multiplica por 2,3 en las mujeres embarazas que consumen cannabis.

Realmente no se puede asegurar una relación entre la exposición al THC durante la lactancia de la madre pueda causar efectos posteriores en la vida del niño, pero debido a la relación que tienen los porros y el cerebro en desarrollo se recomienda que las mujeres no fumen marihuana al intentar quedarse embarazadas, durante el embarazo ni durante la lactancia.

La marihuana y la adicción al alcohol

Hay estudios que han reportado que las personas que consumen marihuana en su primera etapa de adultos tienen mayor probabilidad de ser adictos al alcohol en un plazo de 3 años que las personas que no han fumado marihuana. Además, las personas que fumaban marihuana y ya tenían un problema de alcoholismo podrían ver este problema intensificado.

A pesar de estos estudios, también es cierto que este factor depende de un gran número de circunstancias que se dan en la vida de una persona, ya que hay quienes desarrollan alcoholismo sin haber probado nunca la marihuana. 

Problemas de la marihuana en la adolescencia

Como ya hemos visto a lo largo del post, la marihuana sí que podría tener un claro efecto durante el desarrollo del cerebro de los jóvenes, que no se termina de desarrollar hasta los 25 años.

Algunos de los problemas que pueden verse en estos adolescentes son la dificultad de resolver problemas, de pensar, de memorizar, en la coordinación o para mantener la atención.

También es común la idea de que los jóvenes que comienzan a consumir hierba suelen tener un mayor deterioro en su desempeño escolar. Esto podría hacer que sacasen peores notas y abandonasen sus estudios antes que sus amigos de la infancia que no consumen marihuana.

El problema no es solo en los jóvenes de 16 años que empiezan a fumar sus primeros porros, sino que en el comienzo de la edad adulta también tiene claras repercusiones como una mayor probabilidad de conducir fumado, lo que aumenta el riesgo de accidente debido a su menor capacidad de coordinación, concentración o en el tiempo de reacción.

Otro de los claros problemas tanto en las edades más jóvenes como en el comienzo de la edad adulta, es el riesgo de sufrir problemas de salud mental. El consumo de hierba se ha visto asociado a problemas como la depresión o la ansiedad en los adolescentes, pudiendo potenciar también la aparición de psicosis en aquellas personas que tenían antecedentes familiares.

Los datos aportados se basan en diferentes estudios sobre el consumo de marihuana, pero la mayoría están basados en personas con un consumo abusivo y prolongado o en quienes comenzaron a consumir marihuana durante la adolescencia.  

Una de los grandes motivos por el que existe tanta desinformación es por su estatus legal, lo que acarrea dificultades a la comunidad científica para la realización de más estudios.

La marihuana cuenta con diferentes propiedades medicinales, pero dependiendo de su consumo puede acarrear efectos no deseados en nuestras vidas. Es por este motivo que desde Diosa Planta te recomendamos un consumo moderado para sufrir el mínimo de problemas posibles relacionados con su uso.

También te puede interesar...

Comentarios

Deja tu comentario