¿Que elegir, balastro magnético o electrónico?

El balastro es un equipo que sirve para mantener estable y limitar la intensidad de la corriente en lámparas de iluminación, ya sean fluorescentes, de vapor de sodio, de haluro metálico o de vapor de mercurio. Técnicamente, el modelo más convencional, el balastro magnético, es una reactancia inductiva constituida por una bobina de alambre de cobre enrollado sobre un núcleo de placas de hierro o de acero eléctrico.

El Modelo Convencional: Balastro Magnético

El balastro siempre ha sido una parte imprescindible del equipo necesario para nuestro cultivo de interior junto a la lámpara y la bombilla. Aun así, nunca le hemos prestado demasiada atención puesto que solo existía un tipo de balastro, el magnético, al que solemos llamar balastro convencional. Su potencia siempre irá en función de la potencia de la bombilla que necesitemos.

El balastro convencional normalmente realiza su labor de manera correcta, pero tiene algunos inconvenientes que vale la pena recordar.

El primero es que es un sistema que genera pérdidas de potencia continuamente (aunque no lo notemos en la bombilla). A través del núcleo y la bobina del balastro se genera un calor que se debe a pérdidas naturales de energía. Estas se producen en cualquier conjunto bobina-núcleo metálico en funcionamiento, lo que le resta eficiencia a nivel energético.

El segundo inconveniente es que son equipos muy pesados que pueden llegar a los 8 Kilogramos en los modelos más potentes. Esto dificulta a veces la labor dentro del cultivo a la hora de instalarlos o de trabajar en el día a día.

Otro detalle que tampoco nos gusta es que cuando lo instalamos tenemos que fijarnos en el cableado y los polos a la hora de conectar el portalámparas y el balastro. Estos equipos no detectan los polos automáticamente y las bombillas pueden no funcionar si no están bien conectados.

Los Balastros Tipo 2 (Plug and Play) no tienen este problema, siendo igualmente magnéticos.

Por último, y aunque nosotros no lo notamos, las bombillas conectadas a estos equipos parpadean continua e imperceptiblemente debido a que funcionan mediante corriente alterna. Este parpadeo puede significar una pérdida de luz bastante significativa de hasta el 20%.

En Diosa Planta disponemos de los modelos mejor valorados y más utilizados de balastros magnéticos como, por ejemplo:

Balastro Magnético Barato

Balastro Magnético Barato Modelo más básico de balastro magnético. Disponible en 400W y 600W. Podrás encender tanto bombillas MH como bombillas HPS. Calidad precio sin igual. Disponible en 400W y 600W.

Balastro magnético barato

Balastro Magnético ETI 1

Balastro Eti Su cuerpo exterior es de hierro muy resistente y posee agujeros que te facilitarán colocarlo colgado o atornillado en la posición que desees. Incorpora arrancador y condensador dentro del equipo. Compatible con cualquier bombilla, tanto MH como HPS. Disponible en 250W, 400W y 600W.

Balastro Eti

Balastro Magnético ETI 2

Balastro Eti 2 Tiene lo mismo que los Eti normales, pero vienen en una caja de poliamida ignifuga, incluyen cable de alimentación y cable largo a la lámpara ya montados de fábrica. Además, los balastros ETI clase 2, son balastros magnéticos de altísima calidad y al ser Plug & play son muy cómodos de instalar. Disponible en 400W y 600W

Balastro Eti 2

Llegó el futuro: Balastro Electrónico

Ya hace unos años han llegado al mercado los balastros electrónicos, su función es exactamente la misma, pero la hacen de una manera diferente y más efectiva. Alguna de las ventajas que tienen te las contamos a continuación.

Estos balastros se basan en un circuito controlado por un microprocesador. Este genera una corriente de pulsos que llega a la bombilla con unas cualidades magnéticas similares a las de la corriente alterna. Gracias a este nuevo mecanismo, los balastros electrónicos pesan muchísimo menos y son más manejables. Además, generan mucho menos calor, ventaja muy interesante para los que viven en climas cálidos o tienen problemas con la ventilación por diferentes circunstancias.

Otra de las ventajas de estos balastros de última generación es que tenemos la opción de regular el consumo de energía a través de su potenciómetro. Es muy útil, por ejemplo, para ciclos vegetativos en los que no necesitamos tanta potencia como en los de floración y podemos ahorrar en la factura de la luz y en la vida útil de nuestra bombilla.

Balastro electrónico Lumatek

Balastro Electrónico Lumatek Además de por su ligereza y funcionamiento silencioso, los balastros digitales Lumatek destacan por su eficiencia energética, superior a la de los balastros electromagnéticos, ofreciendo una potencia lumínica mayor con un menor consumo. Disponible en 250W, 400W y 600W.

 Balastro Electrónico Lumatek

Balastro electrónico Lucilu

Balastro Electrónico Lucilu El balastro electrónico de la aclamada marca Lucilu es silencioso, ligero y compacto. Integra también una tecnología de arranque progresivo, que alarga la vida útil de las bombillas. La cubierta del balastro digital está fabricada en aluminio totalmente sellada lo que favorece la disipación constante del calor acumulado. Disponible en 250W, 400W y 600W.

Balastro Electrónico Lucilu

Balastro electrónico VGT

Balastro Electrónico Regulable VGT El balastro electrónico regulable 250-700 W de VGT incorpora un potenciómetro regulable con cuatro posiciones que te permitirá regular la potencia de salida desde 250W hasta 700W (250W|400W|600W|700W). Puede ser usado tanto con bombillas de HPS como HM. Posee un control anti-interferencias gracias a él no interferirá con ondas electromagnéticas.

Balastro Electrónico regulable VGT

Conclusión, ¿magnético o electrónico?

La verdad parece mentira que en un mundo lleno de avances tecnológicos siguiésemos utilizando esos balastros magnéticos tan pesados que además producen calor como si fuese una estufa al máximo.

A la hora de hacerte con tu equipo nuevo de iluminación o renovar el balastro que ya tienes no lo dudes, los balastros electrónicos son muchísimo más eficientes y tanto a medio como a largo plazo salen más rentables a pesar de que su precio sea más elevado que el de los magnéticos