La lucha por la legalización del consumo del cannabis en Estados Unidos tiene un nombre propio: Steve DeAngelo. Ha dedicado toda su vida a la defensa de esta planta, a educar a las personas sobre sus beneficios y a promocionar su consumo.

Este activista y empresario ha logrado que muchos abran sus ojos y que todo aquel que lo necesite pueda tener acceso a la medicina que palie los efectos negativos de una enfermedad. Te contamos su apasionante historia.

Steve DeAngelo marihuana

Steve DeAngelo, activista desde siempre

Nacido en una zona poco abierta a las nuevas tendencias como es Pensilvania en plena resaca de la Segunda Guerra Mundial (1958), pronto se mudó junto a su familia primero a Washington (su padre trabajó para el Ejecutivo de John F. Kennedy) y más tarde se fueron a la India.

Al regreso a su nación de origen se encontraron con un país muy diferente al que habían dejado: las protestas en contra de la guerra de Vietnam se sucedían día tras día.

Para el joven DeAngelo fue la mecha que prendió su activismo e incluso se saltó clases para acudir a las manifestaciones. Estando en séptimo grado montó una protesta en el gimnasio de su escuela.

Steve DeAngelo activista pro marihuana

Abandonó sus estudios por su sueño y en 1974 se unió al Partido Internacional de la Juventud. Durante los años en el activismo callejero se dio cuenta que también se necesitaba influencia, poder y dinero para ser escuchado.

Así pues, se puso manos a la obra y con menos de 30 años ya había sido gerente de un club nocturno, promotor de conciertos y productor de discos.

A su olfato para el activismo y los negocios también hay que sumarle la perseverancia. Retomó sus estudios y en 1984 se graduó en la Universidad de Maryland con summa cum laude.

En esa época también abre Nuthouse, un punto de reunión para los activistas más conocidos del momento como Jack Herer o Wavy Gravy.

DeAngelo y la marihuana

Fue precisamente en esas reuniones con Jack Herer, al descubrir el libro The Emperor Wears No Clothes, cuando Steve DeAngelo comenzó a interesarse por todo lo relacionado con esa planta.

Incluso se fue de gira con su amigo Herer para promocionar su consumo. Algo que impactó al público que iba a verlos fueron las bolas de cordel hechas de cáñamo, que pronto pasaron a utilizarse de manera habitual en proyectos de macramé.

Tal fue el éxito de ese producto que DeAngelo tuvo que volver a hacer las maletas y viajar a Europa, esta vez para encontrar un nuevo proveedor, al haberse agotado la materia prima en su país.

Steve De Angelo y el cannabis

Ese viaje supuso un punto de inflexión porque en ese momento crea Ecolution, una marca que diseña y fabrica ropa hecha de cáñamo. Exportaciones a más de veinte países y éxito en el proyecto fueron el inicio del poder que necesitaba para que le escuchasen.

Vuelta al activismo

Con la aprobación de la Proposición 215 en California, en 1996, que legalizaba el uso de marihuana medicinal en el estado, DeAngelo volvió a retomar su faceta de activista.

Esta le llevó a participar de manera activa en el intento de la legalización también en Washington DC, conocido como la Iniciativa 59 o I-59. Aunque se ganó con casi un 70 % de los votos, el Congreso vetó su implantación.

Este suceso hizo a nuestro protagonista ponerse a trabajar aún con más fuerza. Se traslada a California en el año 2000 y funda Americans for Safe Access, una institución que lucha porque el cannabis llegue a todo aquel que lo necesite. A su vez, escribe y produce el documental For Medical Use Only para educar a una población que veía como el consumo de esta sustancia iba creciendo cada día más.

El dispensario de Harborside

Es en los primeros años del siglo XXI cuando Steve DeAngelo pone en marcha en Oakland el que será el proyecto más importante de su vida: Harborside. Se trata de un dispensario de marihuana medicinal que pone al alcance de quien la necesite.

Este centro es el mayor de estas características en Estados Unidos. Cuenta hoy en día con más de 300 000 pacientes registrados y, además, fue el primero en facilitar el acceso a la marihuana a niños con epilepsia.

Steve DeAngelo cultivando marihuana

Pero este no es el único proyecto por el que es reconocido DeAngelo. También es necesario hacer referencia a Steep Hill Labs, el primer laboratorio comercial de cannabis en los Estados Unidos. O al ArcView Angel Investor Network, una red que permite conectar a los empresarios del cáñamo más importantes del mundo con nuevos talentos.

Toda una vida en lucha para que la marihuana llegue a todo el que la necesite

A pesar de haber superado ya los 60 años, Steve DeAngelo sigue trabajando de manera incansable para romper con los tabúes y las creencias de la sociedad y mostrarle los beneficios de la marihuana.

Muchos aseguran que él ha sido uno de los mayores responsables en el cambio de mentalidad de la sociedad estadounidense, que hoy en día apuesta en su mayoría por la legalización de la marihuana con fines terapéuticos.

Su trabajo no ha pasado desapercibido y numerosos premios avalan sus esfuerzos. Uno de los más prestigiosos reconocimientos que ha recibido es el High Lester Grinspoon Lifetime Achievement Award por toda una vida dedicado a la promoción de la marihuana, que le fue otorgado en 2015.

Steve DAngelo weed

Además, su figura es reconocida en todo el mundo gracias en parte a su aparición en publicaciones tan importantes como The Washington Post, The New York Times o Men's Health. También hemos podido disfrutar de sus conocimientos en radio y en televisión, en cadenas de su país y también de otras partes del planeta.

El libro que publicó en 2015, A New Paradigm for Wellness, fue aclamado por público y crítica, y es una clara defensa de la marihuana en su papel medicinal.

Como ves, DeAngelo lleva toda una vida dedicada al cannabis y a su uso para ayudar a la población que está poco a poco recogiendo sus frutos. Los enfermos que necesitan la marihuana para tratar sus males o paliar sus efectos negativos han encontrado en Steve DeAngelo un portavoz para ser escuchados.

Harborside

Como una de las tiendas de cannabis más antiguas, más grandes y más respetadas del mundo, Harborside ha desempeñado un papel fundamental para hacer que el cannabis sea seguro y accesible para una comunidad amplia y diversa de consumidores de California.

Las tiendas de Harborside son conocidas por tener la mejor selección curada del mundo de flores, concentrados, comestibles y otros productos de cannabis galardonados por los cultivadores y fabricantes más respetados de California.

Nuestras puertas están abiertas para los recién llegados y los aficionados por igual. Entra y navega, visita con un asesor de cannabis de Harborside, o si sabes exactamente lo que estás buscando, ahorra tiempo y realiza un pedido en línea para recoger o entregar.

El equipo de Harbourside es un grupo diverso y apasionado de personas con una profunda conexión con el poder de la planta de cannabis como medio para que las personas encuentren equilibrio y bienestar, ya sea para curarse, reír, crear, pensar, amar o uno de los muchos. Otras formas en que el cannabis puede ayudarte a sacar un poco más de la vida. Estamos orgullosos de la diversidad, la sostenibilidad y la justicia económica en la industria.

Fundada en 2006 por los veteranos y activistas de la industria Steve DeAngelo y Dress Wedding, Harborside es un negocio de cannabis de California integrado verticalmente con tiendas minoristas en Oakland y San José, una granja de 47 acres en el Condado de Monterey y más de 250,000 clientes registrados.

Desde su inicio, Harborside ha liderado sistemáticamente la carga en la creación de la moderna industria del cannabis.

Harborside fue el primer minorista de cannabis en el país en exigir pruebas rigurosas para todos los productos para asegurar que estén libres de pesticidas y otras impurezas, y que contengan niveles de potencia verificables de THC y CBD, y continúa hoy en día para establecer el estándar para el cumplimiento del cannabis.

Harborside también fue el primer minorista de cannabis en la nación en apoyar la educación para adultos mayores, veteranos y familias con niños gravemente enfermos (incluido el tratamiento de niños con síndrome de Dravet). Además, Harborside fue el primero en ofrecer productos de cannabis ricos en CBD.

Una década de arduo trabajo dio sus frutos el 1 de enero de 2018, cuando DeAngelo vendió el primer gramo de cannabis legal a un adulto en California. Este evento histórico marcó el fin de la prohibición y el nacimiento de la moderna industria del cannabis.

Harborside espera continuar liderando esta industria en la próxima década de crecimiento y madurez.

¡Cannabis para todos!

También te puede interesar...