comprar por categoría

Categorías

En: Historia del Cannabis Comentario: 0 Hit: 206

Tipos de marihuana (índica, sativa, ruderalis e híbridos)

No hay un sólo tipo de marihuana al igual que no hay dos variedades iguales. Hoy veremos cuáles son las características de cada tipo y cómo ha ido evolucionando esta planta a lo largo del tiempo.

Una de las sustancias más conocidas a nivel mundial es la marihuana, producto de la planta del cannabis, que ha sido empleada desde hace siglos en la historia de la humanidad, así como sus distintos tipos de marihuana existentes.

Esta planta se ha empleado tanto para fines recreativos como médicos, ya que si bien es una sustancia ilegal en muchos países, la realidad es que cuenta con propiedades muy interesantes que ayudan en dolencias del cuerpo humano.

En el campo de la medicina se emplea la marihuana para tratar a pacientes de cáncer, glaucoma, artritis, espasmos y dolores musculares, aliviar las náuseas y vómitos, entre otros.

¿Cuáles son las propiedades del cannabis?

La planta de cannabis es conocida por tener propiedades del grupo psicodislépticos, es decir es una sustancia que puede inducir a alteraciones de la percepción y las funciones mentales.

Al consumirlo se obtiene una sensación inicial de euforia que se mezcla con efectos sedantes musculares. Estos efectos luego pasan a cambiar dependiendo del tipo de marihuana que se use, y el método de consumo.

Dentro de la marihuana se encuentra el THC (tetrahidrocannabinol) y el CBD (cannabidol) que producen efectos en el cuerpo. Estas son algunas de las principales sensaciones:

- Sensación de bienestar.

- Aumenta el umbral de dolor.

- No disminuye la capacidad pulmonar.

- Disminuye la ansiedad.

- Alivia los dolores crónicos.

- Controla los ataques de epilepsia.

- Ayuda a soportar los efectos de la quimio.

- Mejora a la memoria.

- Ayuda a pacientes con Parkinson y Alzheimer.

Otros de los tratamientos en donde la marihuana es sorprendentemente efectiva son la esquizofrenia, los espasmos musculares, trastornos de estrés postraumáticos, y el desarrollo de tumores cancerosos.

Algo que se debe tener en cuenta es que no todos los tipos de marihuana tienen los mismos niveles de THC y CBD, ni los mismos efectos.

Marihuana índica

Tipo de planta

Uno de los tipos de marihuana más conocidos que hay es la marihuana e tipo índica, la cual tiene un origen asiático que la diferencia del resto de plantas. Las características físicas que hacen destacar a esta planta índica son sus hojas oscuras y anchas, tamaño mediano, y resistencia a los climas fríos.

El tiempo de maduración es de, aproximadamente, seis semanas y se puede extender hasta ocho, siendo más rápida su producción que las plantas sativas e híbridas. Además, el rendimiento de una producción índica es mayor que su contraparte sativa.

Muchos consideran que sus sabores y aromas son dulces y frutales, los cual las vuelve en una opción muy atractiva y deseada.

Efectos

Los efectos que produce una planta índica son ligeramente narcóticos, los cuales hacen que las personas sientan una grata relajación muscular.

Su alto contenido de CBD y bajo THC crea un efecto analgésico ideal para ser usado como sedante en personas con dolores de artritis, tratamientos del dolor, convulsiones, epilepsias y Parkinson.

Otro uso de la marihuana índica es para combatir el insomnio en pacientes con problemas del sueño por producir en sus cogollos un efecto sedante.

Marihuana sativa

Tipo de planta

Las plantas de marihuana del tipo sativa son las más conocidas a nivel mundial, bien sea por su sabor o porque su apariencia física es la más usada para mostrar los productos de cannabis.

Sus hojas tienen la típica forma en punta de la marihuana, y es una planta que crece mayormente en las zonas de Asia y Latinoamérica, aunque su origen también se encuentra en África.

Entre los cuatro tipos de marihuana que se muestran aquí, las sativas son las más altas en plantaciones de exteriores. Tarda entre 10 a 15 semanas para que se dé la maduración completa.

El cultivo de la marihuana de tipo sativa es en climas cálidos, produciendo plantas de gran altura y hojas muy delgadas.

Efectos

Es una planta con alto contenido de THC que estimula el cuerpo para realizar actividades físicas, pero a su vez activa el apetito y una sensación de euforia total. Su uso es mayormente recreativo por sus efectos energizantes.

Su consumo es diurno para aprovechar toda la energía que llega al cuerpo en actividades de rendimiento físico.

Por el lado de la medicina se puede usar para tratar casos de dolor crónico, o a personas con cuadros de depresión clínica. Sin embargo, la marihuana de tipo sativa no es muy empleada para asuntos médicos.

Marihuana ruderalis

Tipo de planta

La marihuana ruderalis está considerada como una variante de las sativas, aunque en sí es una planta natural de cannabis. Los países donde se da esta clase de planta son Siberia, Canadá, Kazajistán, Lituania, Estonia, Letonia, y esporádicamente en las zonas norte de Estados Unidos.

Se muestra como una planta pequeña de entre 30 a 80 cm de altura que produce hojas anchas, escasas ramas y una floración similar a las índicas.

Lo que caracteriza a esta tercera variante del cannabis es su capacidad de florecer de forma independiente sin importar el grado de iluminación. Posee una alta resistencia, por lo que no es inusual que sea cruzada o mezclada con otras plantas para forjar una descendencia más fuerte.

Efectos

Posee bajos niveles de THC y altos niveles de CBD produciendo un efecto relajante en los músculos de quien la consume. Se emplea mucho como marihuana medicinal para personas con dolencias físicas graves en países como Rusia y Siberia.

Desafortunadamente, este tipo de marihuana no cuenta con un buen uso para el aspecto recreativo o medicinal por sus niveles de cannabidol. Su única ventaja está en la rapidez de su floración y madurez, lo cual llama la atención de cultivadores ornamentales.

Es esa misma rapidez la que se considera como factor clave en el cruce de cannabis con ruderalis y otra planta sativa o índica.

Marihuana híbrida

Tipo de planta

Como su nombre lo indica, las plantas híbridas son un tipo de marihuana que surge de la mezcla genética de dos especies. Normalmente, esta mezcla es de una planta índica con otra sativa, lo cual produce una nueva especie de planta con propiedades muy sorprendentes.

Los rasgos que pueda tener una planta híbrida varían demasiado dependiendo de los genes padres. Es decir, que se pueden producir plantas de gran altura con hojas muy cortas y oscuras, o de estatura mediana con hojas gruesas y olorosas.

Esta misma variación es la que vuelve tan atractivas a las plantas híbridas, ya que es posible obtener los efectos de un cannabis sativo con los sabores de la índica. A su vez se vuelven a mezclar con otros tipos de marihuana aumentando la lista de híbridas existentes.

Los cruces para producir una planta híbrida también pueden ser entre dos plantas del mismo tipo, es decir, se pueden mezclar dos plantas sativas de familias distintas para producir una sativa más fuerte, pero sigue siendo una planta genéticamente modificada.

Efectos

Los efectos de una marihuana híbrida van desde los sedantes y relajantes musculares hasta los psicotrópicos que permiten colocarse de forma saludable.

Al tratarse de una planta híbrida, el resultado puede ser totalmente inesperado si no se sabe cuáles son los cruces correctos a usar. Un claro ejemplo es la mezcla de plantas sativas y ruderalis que producen un efecto muy sedante para uso recreativo.

Consumo de la marihuana

No es ningún secreto que la marihuana y su consumo ha sido un tema delicado desde hace varios siglos. Esta planta ofrece muchos efectos positivos, pero también otros más adictivos si no se toma con responsabilidad.

Su legalización ha sido lograda en varios países como Canadá, pero aun así está celosamente regulada para prevenir problemas en la sociedad. Su principal uso sería para fines medicinales y terapéuticos, lo cual muestra una buena imagen de la marihuana.

Aquellas sustancias con CBD en el área farmacológica permiten trabajar contra enfermedades específicas que difícilmente tienen una cura. Estas se vinculan con los avances en medicina y usan el cannabis en tratamientos muy urgentes.

Luego están aquellas personas e industrias que emplean la marihuana de forma recreativa. En ellas es donde suele recaer la mala imagen que se le da a esta planta y sus diversos tipos de marihuana.

Actualmente, existe un enorme, por no decirle colosal, mercado de marihuana en el mundo que va desde la venta de las semillas, los cogollos cosechados, o productos preparados con muestras de cannabis. Estos últimos suelen tener una preferencia por la marihuana sativa y la marihuana híbrida con predominancia sativa.

Aumento de la efectividad

El cannabis es una sustancia natural que ha sufrido un sinfín de cambios a través de los años, por lo que era inevitable que en algún punto se convirtiese en una sustancia más potente y efectiva que hace un siglo.

La amplia variedad de tipos de marihuana y las constantes mezclas genéticas entre ellos traen consigo una nueva clasificación de marihuana con porcentajes de THC más elevada. Hace dos décadas se tenía un 3,7 % de THC, una cifra muy baja en comparación del 39 % de THC actual.

Con el aumento en el consumo de la marihuana también aumenta la dependencia a ella, y la demanda se ve incrementada para los distribuidores. Esto es motivo suficiente para desarrollar productos a base de cannabis con mejores efectos y un atractivo sabor o efecto adictivo.

Deja tu comentario