comprar por categoría

Inicios

En: Variedades de Cannabis Comentario: 0 Hit: 838

Ventajas y desventajas de las plantas de marihuana autofloreciente

Las plantas de marihuana autofloreciente son idóneas para los cultivadores principiantes, pero estos deben seguir al pie de la letra los consejos de los expertos para evitar que un error se convierta en una pérdida irreparable a la hora de cosechar la marihuana.

Las plantas de marihuana auto son perfectas para aquellos cultivadores que se están iniciando en este mundo del cultivo de su propio cannabis, debido a que su producción resulta muy rápida y no son tan difíciles de tratar y cuidar.

Sin embargo, como no todo es perfecto, también cuentan con algunas características que pueden ser inconvenientes, por lo que en este post te daremos toda la información al respecto, la cual puede ser de gran utilidad, tanto para novatos como para expertos en la materia.

¿Qué son las plantas autoflorecientes de marihuana?

Las plantas de marihuana autofloreciente se refieren a las plantas de cannabis que tienen la particularidad de florecer de manera automática, ya que no dependen de un cambio específico en el ciclo de luz para proporcionar las flores. Es decir, no requieren de algún estímulo externo para producir los cogollos resinosos, sino que florecen cuando llegan a cierto nivel de madurez.

Este rasgo tan interesante que tiene este tipo de planta surgió como un mecanismo automático de adaptación al medio ambiente. Este gen se dio por primera vez en la planta conocida como ruderalis, la cual se adaptó muy bien al entorno frío de Europa Oriental, Asia Central y Rusia, donde las temperaturas son muy bajas.

semillas a granel

Esto quiere decir que esa variedad de cannabis dejó de esperar que se produjera un cambio de estación para iniciar su florecimiento, a través del desarrollo de un gen autofloreciente que le permite reproducirse antes de que la temperatura del ambiente baje a niveles intolerables. Es gracias a ella que los cultivadores ahora aprovechan el crecimiento rápido de la genética autofloreciente. 

Ventajas de las plantas de marihuana autofloreciente

Todas las variedades de plantas de marihuana autofloreciente presentan una serie de ventajas que te detallaremos a continuación:

Alto porcentaje de CBD

Este tipo de plantas de marihuana cuentan con un nivel de CBD bastante elevado, resultando ideal para los consumidores que prefieren una concentración de este igual o superior al de THC, ya que el efecto no psicotrópico produce una lucidez y despeje de la mente; incluso suelen utilizarse con fines medicinales porque alivian los síntomas de diversas patologías y enfermedades.

Corto período de vida

Las plantas de marihuana autofloreciente suelen crecer con mucha rapidez gracias a que se adapta muy bien al medio ambiente, por lo que su ciclo de vida es tan solo de siete a diez semanas aproximadamente, ya que su etapa vegetativa es corta y la floración es bastante rápida.

Esta condición las hace muy atractivas para los cultivadores que buscan obtener resultados rápidamente, sin tener que esperar mucho tiempo a que las plantas alcancen un nivel de madurez específico, así como para aquellos que las cultivan con fines comerciales en espacios interiores.

Exigen menos fertilizantes

Otra gran ventaja de las plantas de marihuana autofloreciente es que suelen desarrollarse muy bien en suelos diferentes con menos cantidad de nutrientes, ya que como son de crecimiento rápido y estatura baja no necesitan el uso de muchos fertilizantes para alcanzar un desarrollo óptimo. 

Debido a sus condiciones de adaptabilidad, estas plantas no suelen presentar mucha hambre porque son bastante robustas y solo necesitan una parte de vermiculita humedecida, tres partes de turba, dos partes de perlita humedecida y tres partes de compost.

Tamaño discreto

Otra particularidad interesante que tienen las plantas de marihuana autofloreciente es el hecho de que tienen una altura bastante discreta, que va de 60 centímetros a un metro aproximadamente. Esto resulta muy favorable a la hora de cultivarlas en lugares que exigen su rápido montaje y desmontaje. 

Dicho tamaño las hace perfectas para cultivar en sitios escondidos del jardín y en balcones, así como para esconderlas de posibles ladrones de plantas de marihuana. Además, se pueden cultivar en microcultivos y en cubos, torres de ordenador o cajas modificadas.

No les afecta la contaminación lumínica 

Cultivar este tipo de plantas de marihuana autofloreciente es un proceso que resulta sencillo y relajante en lo que a contaminación lumínica se refiere, ya que esto es algo que no le supone problema alguno, tal como ocurre con otras variedades fotodependientes, que pueden arruinarse por dicha condición. 

Estas plantas florecen cuando ya tienen el nivel de madurez suficiente para ello, sin que la iluminación del entorno en el que se desarrollan intervenga en ello.

Son plantas robustas

Una cualidad ideal que tienen las plantas de marihuana autofloreciente es que son bastante robustas, ya que sus genes son muy fuertes, gracias a que la rudelaris logró sobrevivir a las condiciones extremas de las regiones septentrionales y eso la preparó para enfrentarse muy bien a las inclemencias propias del tiempo y las temperaturas extremas.

Incluso, puede desarrollarse bastante bien cerca de edificios demolidos, en terrenos urbanos que están estropeados, incluso en cunetas pueden crecer sin mucho problema. Esto las convierte en las favoritas de miles de cultivadores, novatos o expertos, de todo el mundo.

Y es que estas plantas de marihuana autofloreciente pueden valerse por sí mismas, sobreviven a las plagas y suelen tener mecanismos de defensa bastante fuertes frente al moho.

¿Qué desventajas tienen las plantas de marihuana autofloreciente?

Aun cuando estas plantas de marihuana autofloreciente suelen tener muchos puntos a favor para los cultivadores, gracias a sus interesantes cualidades, también tiene algunos aspectos que pueden considerarse como desventajas, dependiendo de las necesidades y exigencias del cultivador. 

La calidad de los esquejes

Lamentablemente, las plantas de marihuana autofloreciente no suelen ser productoras de esquejes de buena calidad, ya que como sus esquejes son copias de la madre, suelen heredar la misma edad de esta. Por consiguiente, si extraes un esqueje de una planta que tenga dos semanas, su clon se verá obligado a crecer y madurar en un tiempo de cinco a seis semanas.

Esto dará como resultado una planta de marihuana subdesarrollada, que no llega a la fase de floración o no alcanza un tamaño adecuado ni un nivel de producción adecuado antes de que culmine su ciclo de vida. 

Producción más baja

Como las plantas de marihuana autofloreciente tienen un ciclo de vida muy corto y su tamaño es bastante pequeño, las cosechas que produce suelen ser menos abundantes que las de otras variedades, ya que como su estructura es bastante compacta no generan puntos de floración en abundancia y las cosechas en el exterior solo llegan a producir de 80 a 180 gramos de cannabis por cada planta. 

Esto se debe a que como son tan pequeñas y tienen tan poco espacio, no pueden producir la cantidad de flores que generan otras variedades; además, su tiempo de floración es tan corto que no le permiten un desarrollo como el de otras especies.

Su contenido de THC es bajo

Existen algunos cultivadores a los que no les gustan cultivar las plantas de marihuana autofloreciente porque tienen bajos niveles de THC y en comparación con las fotodependientes sus efectos psicoactivos son mucho más bajos. 

Sin embargo, algunas marcas reconocidas en el mundo cannábico ya han lanzado al mercado una nueva generación de plantas de marihuana autofloreciente que tienen niveles de THC que pueden competir con las fotoperiódicas. 

Costes en iluminación

Si bien con este tipo de plantas de marihuana autofloreciente haces un ahorro en el uso de fertilizantes para marihuana, los costes de iluminación para marihuana auto suelen ser más elevados. Algunos cultivadores les dan a estas plantas un ciclo de luz completo, es decir, de 24 horas.  

Otros cultivadores hacen una inversión más baja en lámparas, por lo que les proporcionan a las plantas ciclos de luz de 12 horas y de oscuridad las siguientes 12 horas. Sin embargo, esto suele repercutir directamente en las cosechas porque tienden a ser más pequeñas que aquellas que se someten a iluminación por 24 horas.

En comparación con las fotoperiódicas, esta cualidad no resulta ventajosa y estas pueden florecer con períodos de 12 horas de luz y 12 de oscuridad, sin que eso afecte su tamaño o producción.

No hay tiempo para la recuperación 

Las plantas de marihuana autofloreciente tienen un crecimiento totalmente lineal y muy rápido, algo que es bastante cómodo para los cultivadores, pero es un poco arriesgado, teniendo en cuenta que ese corto período no les da tiempo para recuperarse bien de algunos errores cuya relevancia puede ser bastante elevada.

Y es que mientras los cultivadores de las plantas fotoperiódicas las podan, las entrenan y desfolian a su antojo, dándoles tiempo de recuperarse en caso de cometer un error, los que siembran plantas de marihuana autofloreciente tienen que tener mucho cuidado de ello porque no existe un tiempo para que puedan recuperarse del todo.

Esto es un aspecto que exige un poco de pericia y delicadeza a la hora de tratar este tipo de plantas de marihuana, ya que cualquier error puede implicar a la pérdida importante de ramas o puntos de floración.

Por tanto, la opinión de nuestro grow shop es que las plantas de marihuana autofloreciente son idóneas para los cultivadores principiantes, pero estos deben seguir al pie de la letra los consejos de los expertos para evitar que un error se convierta en una pérdida irreparable a la hora de cosechar la marihuana.

En nuestra tienda online puedes adquirir semillas autoflorecientes de los mejores bancos de semillas de marihuana a nivel mundial y también las mejores semillas auto a granel siempre al mejor precio.

Deja tu comentario